Nuevas ideas…

Y ocurrió así. Llegaron nuevas ideas que no eran nuevas, sino recicladas. La gente moderna ya no era moderna, sino anticuada. “¿Para qué, para qué volver, para qué si aquí hay mucho más de lo que siempre que quisimos tener?” — León Benavente